Vector X – Luis Antonio Vidal @vidal_38


Cuando el gobernador electo de Tabasco, Adán Augusto López, regrese al edén relajado de sus días de asueto, habrá de arrastrar el lápiz y profundizar con responsabilidad la reflexión en torno a quienes habrán de integrar su gabinete.

Si el poder legislativo se puede manejar a control remoto, el gobierno no aguanta más improvisaciones.

Quizá sirvan al morenista las lecciones de los dos últimos sexenios para confirmar las consecuencias de los experimentos con amigos, compadres, vecinos y compañeros “de lucha”.

Andrés Granier prometió caras nuevas. Se le empelotó el engrudo con la inexperiencia de sus colaboradores en sectores como educación y turismo. Todo terminó en un caos por la deshonestidad de su área financiera.

A finales de 2012, Arturo Núñez formó un gabinete bautizado por él mismo como “de transición” cuyos integrantes demostraron en el corto plazo su enorme improvisación. Nunca dieron el ancho.

Ejemplos sobran: Ezequiel Toledo, en Salud; José Antonio de la Vega, en Transportes; David Gustavo Rodríguez, en Desarrollo Económico;Audomaro Martínez, en Seguridad Pública; Rodolfo Lara, en Educación; Agapito Domínguez, en ISSET, entre otros.

Un buen gobernante depende de un buen equipo. No hay tiempo para improvisar ni para calar a los amigos, compadres o socios.

Los ciudadanos siempre terminan pagando los experimentos. Y el gobernante, con una imagen de mediocridad, termina lamentando las decisiones equivocadas y el tiempo perdido.

Si Adán le consultara a AMLO, el caudillo quizá le respondería: “Tú eres el manager, va a iniciar el juego, debes poner a los mejores peloteros. No te equivoques en esta oportunidad histórica”.

La Morralla

Hoy se reúnen los diputados locales electos del PRI con su dirigente estatal, Pedro Gutiérrez. Si se cumplen acuerdos de campaña el coordinador parlamentario debe ser Nicolás Bellizia, legislador por tercera ocasión. Si el PRI también quiere jugar al gato y al ratón que ponga a cualquier otro *** En la Contraloría brotan las quejas por hostigamiento laboral. Le cuento el jueves.


Deja una respuesta