Vector X
Luis Antonio Vidal
@vidal_38

Los vientos de la desinformación
Gobernar es comunicar. Quienes gobiernan recibirán de los ciudadanos reconocimiento o rechazo según la comunicación transmitida.
En este espacio se ha repetido diversas ocasiones, por si alguien quisiera aprenderlo, una máxima de la filosofía política: un pueblo bien informado, es un pueblo bien gobernado; buen gobierno es el que bien comunica, el que nada teme, nada tiene que ocultar.
En tiempo de pandemia, a los funcionarios les cuesta trabajo difundir acciones de gobierno. No saben hacerlo. Vaya, ni entre ellos mismos se logran entender y provocan desgarriates.
Ejemplos sobran. A principios de la cuarentena, policías estatales cerraron accesos a Villahermosa a las siete de la noche argumentado cumplir el decreto emitido por el gobernador. Caos, anarquía.
Luego sus jefes les explicaron que no se trataba sitiar la ciudad, sólo mantener filtros en la circulación. Usted perdone.
Hace un par de días, otro oso. El secretario de Movilidad, Narciso Oropeza, y la directora de la Policía Estatal de Caminos, Julissa Riveroll, se hicieron bolas con la disposición de un decreto emitido por la Semovi que restringe el horario de la circulación al transporte privado.
Ambos desconocían la diferencia entre transporte privado con servicio particular y mal comunicaron la orden a los ciudadanos para luego retractarse. Penoso caso que desnudó (ni falta hacía) improvisación, impreparación de los servidores públicos.
Si a la sociedad se le comunicara con seriedad se le cerraría el paso a la desinformación, a los rumores, a la desestabilización.
¿Por qué Tabasco ocupa uno de los primeros lugares en contagios? Entre otros factores, por una errática estrategia de comunicación. No se persuade, no se convence, no se intimida con la demoledora letalidad del virus.
Intentar comunicar a través de simples boletines es ingenuamente absurdo.
La Morralla
Apenas anoche empezaron a generarse versiones oficiales sobre el virus en la Casa del Árbol. Sólo por la denuncia en redes sociales es que la Secretaría de Salud se atrevió a confirmar que varios ancianitos contrajeron la enfermedad al igual que personal adscrito a ese lugar *** Síganme en Twitter @vidal_38.

Posted in PIE

Deja una respuesta